|     INICIO      |      DISEÑO WEB      |      BENA TV      I      ESCRITOS      |      FOTOGRAFIA      |      CACHA.CL      |      AGUSTINBENAPRES.CL      |      LAIS.CL      |      TUARBOL.CL      |      LIGACAPITAL.CL      |  
CORPORATIVO   I   CONTACTO  
Completo fantasma.

Pase de estar completamente vivo, de sentir cada día emociones y desafíos, ha estar completamente muerto. Fue un transito lento, desgastador, casi inconciente, abrasador, intenso, de idas y vueltas, de confusiones instantáneas, de penas y desencuentros.

El muerto en vida, característica esencial, dolor inmenso e inmerso en la piel que suda la esencia de la pérdida. Me uno en tu dolor que ahora es mio y por dos. Doblemente intenso, al estar presente en mis recuerdos y momentos, en mi vida que ya es distinta, que cambia radicalmente a cada minuto, que no tiene tranquilidad, que recuerda y trata de vivir como si nada pero es imposible.

Los días son largos, dedicados a pensar en otras cosas. Pero la mente es cruel, y el corazón no perdona, ha cada minuto el recuerdo vuelve y el fantasma aparece y no me deja volver a vivir.

Vuelvo a ser el de antes, el animal que camina solitario por las llanuras, de amistades eternas, de compromisos del alma, pero en esencia un solitario que disfruta de la independencia de su ser y que abre su vida solo a personas que lo comprenden en su realidad.

El fantasma en vida lo llaman en las noches de sueño, los latidos no dejan dormir tranquilo, las imágenes y recuerdos, las voces se sienten y apresan al corazón que no encuentra explicación.

Y sigo caminando, ahora mas lento que nunca, sintiendo el peso del tiempo en la espalda, cayendo muchas veces en transes que no terminan nunca y me miro en el espejo y las ojeras que antes eran tenues, están mas graves y largas.

Me veo mas viejo, sin el reflejo que tenia en los ojos, me veo transparente como el fantasma en vida que no tiene regreso.


Estoy muriendo de a poco y el dolor me carcome por dentro. Busco salir a distraerme y la pena sigue ahí sin querer dejarme.

Ya no busco respuestas, ni me hago preguntas, ya no me importa nada porque estoy en nada. Cuando hablan de vida, no logro entenderla, cuando hablan que pasa, hablan del tiempo, y ese tiempo pasa más lento ahora cuando no hay nadie que entienda.

Volví a sentir pena, desconcierto, síntomas de perdida, volví a sentirlo y se que pasa con el tiempo, pero es distinto ahora, ya mas viejo, con mas recorrido. Cuando sientes que la perdida ha sido grande y no tienes nada que hacer porque no depende de ti.

Esfuerzo y pasión fueron las armas que use para avivar el recuerdo, comprensión y entrega máxima fueron finalmente el alma de todo. El tiempo que ahora pasa lento, me pasa la cuenta de reacción. Y no lo entiendo todavía. Nos vemos y sigo siendo el fantasma. Hablo y es como si fuera un desconocido. Te siento cerca y es cada día más lejana tu presencia.

Ya no hay tiempo para mí, te perdí en vida. Y me carcome por dentro la insatisfacción, las ganas de volver a sentir.
Y duele mas todavía, y a pesar que tengo una piel dura que ha pasado por situaciones enormes de pena, aún sigo siendo un fantasma que siente y que se retuerce de dolor al vivir muriendo poco a poco.

Sigo convencido de que pude demostrarme, que las barreras que uno se impone son perfectamente traspasables cuando existe una motivación que va mas allá de la lógica y la razón. Y es ahí cuando supe que el amor puede más. Cuando escuchaba decir esas cosas, pensaba que eran chulerías y frases adornadas. Ahora en el fondo también pienso que son un tanto chulas, pero al menos esa chulería la pude vivir en carne propia, y es lo que me da fuerzas para salir y dejar de ser un fantasma transparente y muerto en vida, siempre con la esperanza, la cual me acompaña día a día y espero no perderla nunca.
BENA.CL COMUNICACIONES. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 2011.         DISENO WEB // TELEVISION // RADIO // REVISTA // ESCRITURA // CONTENIDOS // RSE.
  • Vía mail:   agustinbenapres@bena.cl  
  • Vía Facebook:   Agustín Benaprés Undurraga
  • Vía Twitter:    @agustobena